Patria Verde

 

Por: Carlos Eduardo Rubio
Abogado,  Subsecretario General Nacional del Partido Popular (PP) de Panamá

Notoriedad ha tomado el Movimiento Patria Verde, y en especial su operación #limpiemoslapatria. Varios jóvenes nos dimos cuenta de que Panamá no será diferente con ciudadanos indiferentes. Patria Verde muestra su disconformidad con los actos de corrupción, y con escobas en mano, hemos ido a ‘barrer’ aquellas instituciones donde han sonado a la luz pública actos de corrupción, que producto de la poca institucionalidad y la concentración del poder, no han sido investigados ni mucho menos castigados.

Al momento de la publicación de este artículo ya hemos ‘barrido’ en la Defensoría del Pueblo de Panamá y Chiriquí, la Alcaldía de Penonomé, la Asamblea Nacional, la Contraloría General de la República y la Corte Suprema de Justicia, ésta última aprovechando mi denuncia contra el presidente de la Asamblea Nacional, Sergio Gálvez, por delito penal electoral.

Patria Verde es un movimiento cívico y pacífico, sin involucrar o afectar derechos de terceros, abierto a todas las personas que les interesan nuestros objetivos, que además de limpiar la política y limpiar la patria, son las de tener un país verde y amigable, y además, lograr que jóvenes lleguen a puestos de elección popular.

Sobre un país verde y amigable queremos que las personas que habitan en Panamá sean felices, con áreas de esparcimiento, con la menor cantidad de tranque posible, con oportunidades para todos sin importar dónde vivan y que exista justicia social. Necesitamos que la Economía se interese por la Ecología, pues si pensamos que el crecimiento de los países se da por las obras o el cemento, solo tenemos que recordar que ‘Cuando caiga el último árbol, cuando se seque el último río y cuando muera el último pez… nos daremos cuenta de que el dinero no se puede comer’.

Sobre la juventud a los puestos de elección popular, queremos dejar de poner presidentes o supuestamente esperar a que nos tomen en cuenta para gobernar con ellos. Ya basta de engaños o de eslóganes de campaña, para luego ser olvidados o puestos en segundo plano. Queremos que los jóvenes sean alcaldes, representantes y diputados, para que dependa de nosotros y nuestra propia ejecutoría la transformación en positivo que queremos hacer. ¡La juventud es la esperanza, y la esperanza no se pierde!

Nuestros detractores, en vez de explicar los sobrecostos, actos de corrupción, tráfico de influencias o enriquecimientos injustificados, se han dedicado a atacar al mensajero, con insultos falsos y calumniosos, que no son ciertos. Les recuerdo que el que insulta a los demás se insulta a sí mismo. Esto no es un problema de lucha de clases, es un problema de honestidad contra corrupción, o de la decencia contra la indecencia, y de patriotas contra vendepatrias. Por si acaso, Jacques Maritain dijo: ‘El pueblo no son solo los pobres, ni solo los Ricos. PUEBLO SOMOS TO DOS’.

El país y su futuro depende principalmente de buenos gobernantes, estadistas, que transformen el crecimiento económico en desarrollo económico y bienestar. Los impuestos son de nosotros y de las futuras generaciones. No podemos seguir endeudándonos, cuando en Panamá existe tanta riqueza, que, bien distribuida y bien administrada, nos puede llevar a ser un país feliz y con justicia social.

Súmense al grupo, siguiéndonos en Twitter: @tupatriaverde; y en Facebook: tupatriaverde.

 

La Estrella, 19 de julio, 2013


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.